Información General

DATOS BASICOS

Barquisimeto es la Capital del Estado Lara, ubicada en el Centroccidente de Venezuela. La han llamado la “ciudad de los crepusculos”, por las hermosas puestas de sol que le caracterizan. Por otro lado recibe el nombre de “capital musical de Venezuela”, por la gran cantidad de músicos y sus expresiones culturales. En la actualidad es una de las ciudades más importantes de Venezuela, con un enorme desarrollo industrial, económico y cultural. Barquisimeto forma parte del Municipio Iribarren del Estado Lara.

Coordenadas Geográficas:
Latitud: 10° 3’50″
Longitud Oeste de Grenwich: 69° 18’56″
Altura sobre el nivel del mar: 564 metros (Al pie de la Catedral)

Distancia entre Barquisimeto y Caracas:
351 km

Superficie del Estado Lara:
19800 km² un 2,17% del total Nacional y por ende ocupa el lugar número 11 entre las Entidades Venezolanas en lo relativo al área Geográfica.

Límites del Estado Lara:
Norte: Estado Falcón
Sur: Estado Portuguesa y Trujillo
Este: Estado Yaracuy
Oeste: Estado Zulia
Nota: Lara no tiene acceso limítrofe a las Costas y en la Montaña del Altar se entroncan las Cordilleras de los Andes y de la Costa.

MUNICIPIOS

Selecciona sobre el mapa, el Municipio del Estado del cual desees obtener información

SIGNIFICADO DE LA PALABRA BARQUISIMETO

Esta palabra ha sido escrita de diversas maneras desde que los españoles y los Belzares pisaron sus tierras. Ha sido Varkiseneto, Variquecemeto; Barraquisimeto, Varaquisimeto, Bariquisimeto. Barquisimeto, palabra popularizada por Oviedo y Baños en su Historia y conquista de la población de Venezuela, es la adoptada hoy como grafía exacta. Significa en lengua aborigen “río sucio, cenizoso, turbio”. En efecto el río que discurre por esa ciudad es el Turbio.

NUESTRA HISTORIA

“Las primeras estructuras de Barquisimeto se remontan desde el momento mismo de sus fundación en 1552. La ciudad de finales de siglo (XIX) sólo tenía nueve calles longitudinales y 13 transversales”. Información tomada de El impulso, 10 de septiembre de 2001

Nuestra historia comienza en el año 1.552 cuando el conquistador Juan de Villegas marcha impaciente hacia las tenebrosas montañas de Buría, ávido y ansioso de comprobar la presencia del oro, tanta es su impaciencia que salió de El Tocuyo, primera ciudad fundada en el Occidente de Venezuela, en un apretado período de lluvias.

En aquel entonces, Juan de Villegas recibe una noticia sensacional del Indio Demian del Barrio, conquistador y compañero de aventuras de aquél, quien con evidentes muestras de cansancio dijo que el río de las montañas de Buría, arrastraba pedazos de oro en la corriente; causando, con esta noticia, tremendo impacto emocional entre los colonos de El Tocuyo, centro de operaciones en el inicial proceso de la conquista.

Los expedicionarios avanzaban penosamente hacia un lugar nuevo y desconocido, donde ciertamente, los esperaba la riqueza, abandonando los implementos agrícolas y las vacas mugiendo en los establos. Tal expedición se componía de los pobladores de El Tocuyo, de indios cargadores y de los negros esclavos que aportarían la mano de obra en la explotación de las vetas auríferas. Entre el heterogéneo grupo se destacaba el Escribano Público con la pluma de oca y el tintero de cuerno, el cura Toribio Ruiz manipulaba las herramientas sagradas de profesional de la fe. Los peregrinos enchumbados por los fuertes aguaceros, llegaron a Buría después de once días de marcha difícil y arriesgada. Cuando los cansados caminantes avistaron las masas vegetales de las montañas de Buría ,acamparon al margen del río. Entre tanto el inquieto Conquistador, acompañado del Escribano y el Sacerdote, buscaba el área propicia para demarcar el asiento de la ciudad que proyectaba fundar aquel año de 1.552. Identificado el sitio mas apropiado, Juan de Villegas fundó la población con el ceremonial del caso. Menos que una ciudad, Buría fue como afanoso centro de trabajo esclavo, bajo el dominio oligárquico de la minoría hispánica.

En un lapso de once años, la hoy Capital del Estado Lara, cambió cuatro veces de lugar antes de instalarse definitivamente sobre la fresca meseta aluvial a 564 metros sobre el nivel del mar. El asentamiento en Buría no duró mucho tiempo, la rápida extinción de las minas, las diezmantes enfermedades y los mortales flagelos que azotaron a aquellos moradores, fueron las consecuencias determinantes de la obligatoria emigración, hecho que ocurriera en 1.556.

Nuevamente comienza a levantarse el poblado, esta vez en el sitio denominado El Carabalí. Es precisamente en este lugar donde el pueblo toma el nombre de “Variquisimeto”, el cual corresponde a la lengua aborigen local y cuyo equivalente es ”río de aguas cenicientas”, color característico de la vertiente fluvial que corría al sur del sitio elegido y que con el paso de los años, por esa misma razón, se le dio el nombre de Río Turbio. Cuando la pequeña aldea comenzaba a solidificar su estabilidad fue convertida en cenizas por el tirano Aguirre en 1.561. Esta atroz acción del forajido español, provocó que la pequeña urbe cambiara nuevamente de asentamiento.

Por tercera vez la ciudad buscaba un lugar donde sembrar sus raíces. En esta oportunidad Variquisimeto se establece en el Valle de las Damas, ubicado en la confluencia del Río Turbio con Río Claro. Lamentablemente, la naciente población sufrió las calamidades inevitables producidas por lo anegadizo de los terrenos escogidos.

Finalmente y por cuarta vez la ciudad de Barquisimeto nuevamente se establece. El sitio elegido no pudo ser mejor, acertada elección que tuvo lugar en 1.563. Es desde esta fecha cuando Barquisimeto comienza a ocupar el altiplano donde se encuentra actualmente, once años después que Juan de Villegas fundara a Nueva Segovia de Buría.

Es a partir de este asentamiento que empieza a desarrollarse verdaderamente la ciudad, cuyas características más resaltantes fueron la matemática simetría conque se construyó en una población adelantada en cuanto a su aspecto colonial, cuyo desarrollo desde aquel mismo momento fue interrumpido y creciente, encontrándonos con el actual Barquisimeto.

Finalmente, el Barquisimeto donde vivimos tuvo origen en Buría, nombre recibido por la población fundada por el Conquistador español Juan de Villegas, núcleo humano instalado a una distancia de cincuenta kilómetros de la actual ciudad. De manera que el primer asiento de la futura ciudad de los crepúsculos estuvo en el sitio denominado Buría (1.552) zona montañosa e incomunicada para aposentar grupos humanos. El poblamiento fue denominado Nueva Segovia de Buría, en recuerdo de la ciudad hispánica de donde Villegas era oriundo, el nombre español le agregó el vocablo Buría, de procedencia indígena.

Numerosas industrias y comercios; pequeños y medianos centros artesanales tienen su centro en ella. En la Geografía de la Región Centro-Occidental se lee: “El crecimiento de Barquisimeto como ciudad muy vinculada a los grandes centros urbanos del centro del País, ha conformado un espacio subregional donde los centro urbanos menores han estado sujetos a la influencia de la gran ciudad regional, dificultando o restringiendo el establecimiento de sus propias influencias sobre espacios circundantes. Por esta razón, la diferencia en cuanto a nivel de servicios determina la carencia de ciudad de segundo nivel jerárquico en este espacio subregional.”

Parques, avenidas, un moderno aeropuerto, diversos medios de comunicación conforman una panorámica interesante en esta ciudad en franco desarrollo y de capital importancia para la región Centro-Occidental.