Visitamos la exposición de Elio Naccarella en el IMCA

1

Barquisimeto es una ciudad en expansión.

Las expresiones artísticas van ganando espacio en la rutina cotidiana del larense y cada vez es más común observar tomas culturales en los puntos de encuentro de la ciudadanía.

El Instituto Municipal de Cultura y Arte, a través de la nueva gestión que dio vida a principios del 2014, ha logrado despertar el interés colectivo por la música, la literatura y las artes en general. El cronograma de actividades no cesa y cada mes suman nuevas propuestas para el disfrute de los larenses.

En esta oportunidad, han inaugurado en su sede ubicada en la carrera 15 entre calles 26 y 27, la exposición «El Universo Mágico de Elio Naccarella», destacando la labor de este recordado artista plástico a través de un paseo visual por sus obras más representativas.

DSC01622

Una vida fantástica, colorida y mágica

Texto: Instituto Municipal de Cultura y Arte

«Lo que yo hago en realidad no es reciclaje, es alquimia. Soy un alquimista, sin falsas modestias. Combino lo barroco con lo industrial y obtengo lo que espero. Hago cosas utópicas, no me arrepiento de hacerlo y de serlo, porque soy feliz con mis utopías. Los híbridos son parte de mis sueños, me gusta ver a las jirafas volando por el aire, o a los pájaros arrastrarse como culebras. Aquí todo eso se hace posible» señalaba Naccarella con la gracia que lo caracterizaba.

Nació en Guardiagrele, Italia el 28 de octubre de 1938. Realizó estudios de    Artes Plásticas en la Scuola Comunale y en la Scuola di Avviamento    Professionale  de Guardiagrele. Ya residenciado en Venezuela, estudió en la    Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas Cristóbal Rojas de Caracas, siendo Petare donde residió originalmente y donde conoció a artistas como Bárbaro Rivas, Jacobo Borges y Alirio Palacios.

En sus inicios, los grandes lienzos o ensamblajes estaban ausentes, aguardaban por él, sabían que Naccarella llegaría después. Un taller, donde las marionetas y los títeres cobraban vida en manos de este sabio creador, era la forma como se aproximaría a los niños.

En la década de los 60 dirigió la realización de murales infantiles en Caracas, Barcelona, Puerto La Cruz, Anaco, San Juan de los Morros, Maracay, Valencia, Maracaibo, Barquisimeto y otros puntos del país. Organizó 19 Salones Nacionales de Arte Infantil y 6 Salones de talla internacional promoviendo las bondades de nuestro hermoso país, su querida y siempre respetada Venezuela.

Ejerció como Instructor de pintura infantil en el antiguo CONAC y como Profesor de Artes Gráficas en la Escuela de Artes Visuales Rafael Monasterios de Maracay, estado Aragua. En 1979 fue preparador y asesor de 20 niños en el “Festival de Esculturas de Arena”, en el Marco del Año Internacional del Niño, participando 33 países, evento realizado en    Acapulco, México. Más tarde, en Menphis, EE UU, asesoró a 10 niños en la realización de un    mural de 120 metros cuadrados dedicado a Venezuela. Luego de estos nutridos encuentros Elio Naccarella manifestó con profundo sentimiento: «Aprendí mucho de ellos y por eso mis obras se las dedico a los niños del mundo”.

DSC01608

Pajarólogo, artista, titiritero, docente, ambientalista, niño y amante de los sueños que en más de una oportunidad plasmó en sus creaciones.

En 1974 empezó a elaborar pájaros con desechos. «Hice un pavo real con latas de sardina y ese cuadro lo compró Isabel Allende. Poco a poco llegué a lo tridimensional, pero sucedió algo aún más fascinante, comencé a mezclar las aves entre ellas y después hice híbridos con otros animales”, explicó el maestro.

Elio Naccarella utilizó materiales de provecho que rehusó para crear sus instalaciones, para lo cual pintó, talló,  esculpió y ensambló con la creatividad que le caracterizó, imprimiendo ese toque de color y forma que le identificó por siempre. Nunca puso límites a su creatividad y menos existió algún  complejo a la  hora de  juntar técnicas, materiales y objetos. Dominó el dibujo de forma brillante  y original,  aún cuando no lo usó de manera académica. Su estilo peculiar tuvo  mucho que  ver con el trabajo realizado con los niños de quienes, según su visión, aprendió a mirar. Sin embargo, su arte nunca se le pudo encasillar en algún género, pero si de algo podemos estar seguros, es que pudo haber sido un magnífico ilustrador de libros para niños.

Naccarella se fue, emprendió un vuelo, el más alto y el más hermoso. Su trinar ahora es otro, es universal. Nos dejó un legado infinito, lleno de colores y de propuestas ricas que se quedarán tatuadas en la memoria de un colectivo que aprendió a admirar y respetar el trabajo de un intelectual sin medidas.

La exposición estará abierta al público en la sede del IMCA hasta mediados de julio 2014, de lunes a viernes desde las 8:00 a.m. hasta las 4:00 p.m. La entrada es completamente gratuita.

Desde Barquisimeto.com la recomendamos con ojos cerrados.

DSC01607

DSC01623

DSC01610

Comments

comments

Escrito por

Como un personaje de Sofia Coppola. Publicista. RR.PP. Docente universitario. Editora de @Barquisimeto.com Directora de @Barquisimovil y @SocialTrendingV Email de contacto: belkis@barquisimeto.com Twitter: @belkisaraque Web: www.belkisaraque.com
Entradas relacionadas

Los comentarios estan cerrados.

Deja un comentario

Si tienes algo que decir
Entonces escribe lo que quieras