A un año de la publicación de su primer número, la revista digital Bibliomula.org cambia de imagen.

487170_111858285666846_1260199070_n

[Agradecemos a Verónica Pérez Traviezo y Anairene Asuaje por la información suministrada]

Un año en la red

Bibliomula: literatura hasta tus dedos

A un año de la publicación de su primer número, la revista digital Bibliomula cambia de imagen. Remozada, adapta su formato a cualquier pantalla. Ahora puede ser vista, sin menoscabo de calidad, desde dispositivos electrónicos, especializados o no, para la lectura de eBooks

Si la lectura no va a Mahoma… Bibliomula llega al celular. A un año de la publicación de su primer número en la red, esta revista venezolana sobre literatura ha decidido remozar su imagen y mejorar sus condiciones técnicas para que pueda ser vista y leída, sin menoscabo de calidad, desde cualquier dispositivo móvil con conexión a internet.

Bibliomula es la única revista digital venezolana que ofrece la posibilidad de la lectura offline, mediante archivos en formatos .pdf, .mobi y .epub, que pueden descargarse para aparatos móviles como iPad, tablet o Kindle.

La idea, explican sus editores, José Rafael Pino y Anairene Asuaje, es llegar a todos los medios donde “también” está leyendo la gente. “Nuestro propósito es funcionar bien, cómodos y agradables en todos los dispositivos nuevos que usa la gente para leer, para reforzar nuestra presencia en medios alternativos; entiéndase: fuera del papel”, aclaran. Además de ello, más que funcionar, el punto es hacerlo bien, “sin despeinarnos”, desde los teléfonos inteligentes más pequeños, cuya resolución alcanza los 240 píxeles, hasta las tablas/iPads/Kindles más grandes, que van por los 1.200 píxeles, comenta Pino.

No es pura pantalla

Con su más reciente edición, que ya está disponible en www.bibliomula.org, en el que la revista exhibe sus contenidos con letra L dorada, Bibliomula da inicio a una nueva temporada. Apocalipsis revisitado, el número 9, muestra diversas caras de un fin del mundo frustrado, y de fines de mundo, algunos literarios y otros no tanto, pero fines que para la literatura, y para Bibliomula, implican nuevos comienzos. Los libros que algunos lectores salvarían del fin del mundo; reflexiones sobre el cine apocalíptico; las Revelaciones, el pensamiento apocalíptico y su mejor expresión en las creaciones literarias; el fin de mundo vivido por  un reportero en Haití; periodistas frente a un hipotético final; el tan cacareado fin de la imprenta que algunos han pregonado sin éxito; cuentos, entrevistas y un trabajo especial sobre los ganadores del Oscar 2013, forman parte de Bibliomula para este mes.

En su primera temporada la revista se paseó, desde ocho ediciones, por temas, contenidos, autores y lecturas variados. La lectura para principiantes, la literatura japonesa, la literatura de provincia frente a la caraqueña, las librerías, la ciudad de Nueva York y sus mundos, la experiencia escolar del “Castellano y Literatura”, las distopías, y las perversiones en la literatura, han sido los temas que han servido de excusa para hablar sobre ellos, y más, en una producción intelectual muy rica, en la que los distintos colaboradores han producido sus contenidos para la revista, con ese estilo desenfadado que la ha caracterizado desde sus inicios.

“Consideramos la lectura por encima de lo estético”, explican Pino y Asuaje; los contenidos y la comodidad de acceder a ellos, de leerlos bien, más allá de lo “lindos” que puedan verse.

Fotor0307154810

Sobre Bibliomula

Bibliomula.org colocó su primera edición online en marzo de 2012. El producto editorial marcó la transformación de un blog que permitía a su autor –José Rafael Pino- hacer comentarios sobre su más grande pasión: los libros; a una publicación con pretensiones periódicas y de largo aliento, en la que varios colaboradores ofrecen sus visiones, análisis, anécdotas y aportes diversos sobre el fascinante mundo literario.

Son varios los artífices de este proyecto, de diversas profesiones y procedencias, con un factor común: todos vehementes lectores. Formalmente son la periodista Anairene Asuaje, el licenciado en Letras Hazael Valecillos y Angie Cajavilca, abogada y activista del libro electrónico. Pino, el cabecilla de este equipo, es un informático que se contenta con definirse, simplemente, como “un entusiasta de los libros” y “un no-lector converso”; autor no sólo de la idea, sino también de los aspectos técnicos de esta página –en conjunto con el grupo creativo Alphadeville-que se presenta con un diseño limpio, cómodo y amigable.

Su nombre -que originalmente bautizó al blog- nació entre varios amigos durante el regreso a Venezuela, tras la asistencia a la Feria del libro de Bogotá, en el 2009. La maleta venía full de libros. De allí que, en vez de “narcomulas” surgió la broma de que parecían “bibliomulas”, lo cual se confirmó cuando pasaron los equipajes de mano por los Rayos X, donde los libros parecían panelas de cocaína por su forma sólida y rectangular.

Cuentos, poemas, reseñas de libros, entrevistas, reportajes, crónicas, críticas literarias, son algunos de los contenidos que encuentra quien visita Bibliomula, con novedosas secciones y autores, en una publicación que se autodefine como una revista de lectores para lectores.

Para mayor información: @bibliomula + http://www.facebook.com/bibliomula

Colofón: en esta dirección es posible revisar las vistas de Bibliomula en todas las resoluciones de pantalla: http://responsinator.com/?url=http%3A%2F%2Fbibliomula.org%2Fletradorada%2F

Comments

comments

Escrito por

Como un personaje de Sofia Coppola. Publicista. RR.PP. Docente universitario. Editora de @Barquisimeto.com Directora de @Barquisimovil y @SocialTrendingV Email de contacto: belkis@barquisimeto.com Twitter: @belkisaraque Web: www.belkisaraque.com
Entradas relacionadas

Los comentarios estan cerrados.

Deja un comentario

Si tienes algo que decir
Entonces escribe lo que quieras